martes, 18, enero

Consejos para conducir durante un temporal

La estación con las temperaturas más bajas del año, el invierno, ya está aquí. Llega la navidad, los abrigos, las bufandas, los gorros, los paraguas y los muñecos de nieve. Al mismo tiempo, el invierno es la estación más delicada en las carreteras hasta tal punto que algunos tramos se cierran al tráfico para evitar complicaciones. Por ello, vamos a darte algunos consejos para que sepas cómo conducir si te enfrentas a un temporal.

Los temporales complican aún más el panorama, y es que en caso de que las previsiones meteorológicas sean tan adversas, lo más recomendable es encender la chimenea y quedarnos en casa. Si esta opción no es factible y no tienes más remedio que coger el coche, no te pierdas nuestros consejos para conducir durante un temporal con la máxima seguridad.

Muy atento a estos consejos para conducir durante un temporal:

Echa un ojo a la previsión meteorológica

Antes de comenzar cualquier viaje -más aún si nuestro destino es un lugar frío- es imprescindible revisar la previsión meteorológica. Adelantarnos a lo que pueda suceder es importante, y es que como dice el refrán, “mejor prevenir que curar”. Haciendo esto con tiempo, podremos prepararnos para lo que nos vamos a encontrar en el viaje e incluso cambiar el rumbo en caso de que las condiciones meteorológicas comprometan la seguridad.

Dependiendo de la intensidad del temporal, debemos decidir cuál es la mejor ruta e incluso plantearnos si es factible o no hacer el viaje. No es lo mismo conducir con lluvia que encontrarnos la carretera con una gruesa capa de nieve, de forma que es importante adelantarse a las posibles complicaciones.

¿Qué elementos son imprescindibles a la hora de conducir durante un temporal?

De forma obligatoria, debemos llevar en el coche una pareja de triángulos y un chaleco reflectante. En caso de tener cualquier imprevisto, es la única forma de que el resto de usuarios de la carretera nos localicen con suficiente antelación.

Otro de los elementos más aconsejables si conducimos durante un temporal es una manta. Si tenemos la mala suerte de que nuestro coche se averíe y la calefacción le deja de funcionar, agradeceremos la posibilidad de taparnos con una manta mientras esperamos una grúa.

También es recomendable tener a mano una linterna para utilizarla en caso de quedarnos sin batería en el teléfono móvil. Un rascador para quitar el hielo de los cristales también se antoja necesario.

Revisa tu coche antes de salir

Ya no sólo en invierno, sino  antes de cualquier viaje, es importante revisar el estado de nuestro coche. Esta costumbre cobra aún más importancia si vamos encontrarnos con un temporal por el camino, puesto que el riesgo de sufrir una avería es más grande. Revisa el nivel del aceite, el líquido de frenos, el anticongelante y el de los limpiaparabrisas.

También es importante comprobar el estado de las escobillas de los limpiaparabrisas, puesto que si el sol las ha secado las gomas, no harán su función correctamente. Si es la primera vez que vamos a hacer ese trayecto, es recomendable salir con el depósito de gasolina lleno, puesto que no sabemos cuándo podemos encontrarnos con una gasolinera.

Tener los neumáticos en un estado óptimo es esencial, y es que son estos los que nos mantendrán en contacto con la carretera. Su dibujo nunca debe tener una profundidad menor de 1,6 mm y deben tener la presión que indica el fabricante.

Si nuestro viaje nos obliga a circular por una carretera nevada, es imprescindible llevar cadenas o, en su defecto, llevar montados unos neumáticos de invierno. La instalación de las cadenas a veces se complica más de lo esperado, por lo que es recomendable que aprendas a ponerlas antes de comenzar el viaje.

Si quieres saber más sobre cómo mantener el coche a punto para soportar el invierno, no te pierdas estas recomendaciones.

Sal con el coche limpio

Tener nuestro coche sucio puede influir negativamente en la visibilidad, por lo que es importante que antes de hacer cualquier viaje laves tu coche. No hace falta hacer un lavado a fondo, puesto que en el propio trayecto ya se ensuciará, por lo que lo más importante es tener perfectamente limpias las ventanas, la luna delantera y trasera y los retrovisores.

Si durante mi viaje me encuentro un temporal: ¿Qué luces debo encender?

Durante el invierno, las horas de sol se reducen, por lo que es mucho más frecuente circular con baja visibilidad. La situación se complica cuando nos encontramos con un fenómeno muy habitual en esta época del año: la niebla. En caso de toparnos con este incómodo enemigo, tendrás que llevar encendidas las luces cortas, de cruce, las luces antiniebla traseras y, en caso de que nuestro coche las lleve instaladas, las delanteras.

¿Y cómo debo conducir?

Si ya estamos de viaje y tenemos la mala suerte de encontrarnos en medio de un temporal, debemos mantener la calma y asegurarnos de que nuestros movimientos y decisiones al volante sean suaves y relajadas. Olvídate de dar pisotones al acelerador e intenta circular siempre en marchas largas para tener la máxima adherencia.

Sólo debes utilizar el freno cuando sea imprescindible, por lo que es importante separarnos del coche de delante para tener una distancia de seguridad generosa y jugar con las marchas para aprovechar al máximo el freno motor. Si te encuentras con nieve en el camino, debes colocar las cadenas e intentar seguir las huellas que van dejando el resto de vehículos.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

SÍGUENOS

2,381FansMe gusta
639SeguidoresSeguir
647suscriptoresSuscribirte

ÚLTIMOS ARTÍCULOS