viernes, 17, septiembre

Prueba: Suzuki Swift 1.2 MHEV, una apuesta diferente… y ganadora

Muy lejos de las cifras de ventas de los líderes de la categoría, el Suzuki Swift es un coche poco conocido en nuestro mercado. Pero Suzuki juega en otra liga. Y precisamente en su originalidad y en el hecho de ser un coche poco visto radica parte de su encanto, aunque tiene muchos otros, como vamos a ver. Está disponible desde 15.860 euros, con los descuentos que aplica Suzuki.

La actual generación del Swift está a la venta en España desde 2017, aunque se renovó a fondo el año pasado. Con la incorporación de un nuevo motor 1.2 Dualjet MHEV de gasolina y la puesta al día en lo referido a conectividad y equipamiento multimedia, el Swift es un coche muy interesante para los que necesitan un coche urbano fácil de mantener, con un bajo consumo de combustible, con un tacto al volante ágil que hace que su conducción sea fácil y divertida y con una favorable relación entre el precio y el equipamiento.

El diseño del Suzuki Swift: joven y personalizable

Por su diseño y por las posibilidades de personalización que ofrece el Swift es, ahora más que nunca, un coche destinado a un público joven. Mide 3,84 metros de longitud, 1,73 metros de anchura y 1,52 metros de altura, unas dimensiones muy compactas que favorecen la manejabilidad y facilitan el aparcamiento. Sin embargo, como veremos más adelante, la relación entre el tamaño exterior y el espacio interior es muy favorable.

Estéticamente es un coche muy “resultón”, sobre todo en alguno de los colores entre los 10 que se ofrecen para la carrocería, cuatro de ellos bitono. Puedes elegirlo en azul, rojo o naranja con techo negro, por ejemplo. O en un llamativo amarillo con el techo en color plata. Una de las señas de identidad del Swift, además de su original parrilla frontal, es el diseño de la zaga, con la manecilla de las puertas traseras (solo se ofrece con carrocería de cinco puertas) en posición elevada y “camuflada” con el montante, para que parezca un tres puertas.

Además, el catálogo de accesorios de concesionario, en el que encontrarás elementos como bacas para transportar bicis, esquís o tablas de surf, incluye otros elementos de personalización como un spoiler delantero, un alerón trasero o un juego de “stickers” o adhesivos para el capó, los laterales y el maletero.

Notable en espacio y a la última en conectividad

En el interior vas a encontrar un habitáculo que destaca por su amplitud, con un diseño sencillo que, aun así, transmite sensación de deportividad, en el que todo está pensado para un fácil manejo. No esperes materiales o acabados lujosos. Pero sí encontrar todos los mandos en una posición intuitiva, así como huecos útiles y prácticos para dejar objetos; ya sabes, vaciarte los bolsillos y que las llaves, la cartera o el teléfono no vayan dando tumbos.

Tampoco hay mucho espacio para llevar maletas, pero no es el Swift un coche pensado para largos viajes. El maletero tiene una capacidad de 265 litros, correcta para el tamaño del coche. Abatiendo los respaldos de los asientos traseros llega a 580 litros, y el volumen de carga máximo (aprovechando hasta el techo) es de casi 950 litros.

Nos ha gustado mucho todo lo referido a la posición de conducción. No es fácil encontrar en esta categoría y en coches de este precio unos asientos que sean a la vez cómodos y sujeten el cuerpo como los de un coche de planteamiento deportivo. También tiene buen tacto el volante con los mandos multifunción, desde el que puedes controlar la radio, el control de velocidad de crucero o conectar y desconectar fácilmente el sistema de ayuda al mantenimiento del coche dentro del carril.

Y la instrumentación, que resulta clara y legible, completa la información de los relojes principales con una pequeña pantalla central a color de 4,2 pulgadas para el ordenador de a bordo. Aquí puedes desplazarte por distintos menús para consultar información sobre distintos parámetros de la conducción, como las fuerzas G, la potencia que entrega el motor en cada momento.

En la parte central del salpicadero, por encima de los mandos giratorios para controlar la climatización, se encuentra la pantalla táctil del sistema multimedia. Tiene 7 pulgadas y ofrece compatibilidad con Apple CarPlay y Android Auto, así como con Mirror Link, lo que te permite replicar la pantalla de tu teléfono móvil y utilizar apps compatibles, como Google Maps o Spotify, por ejemplo. Los gráficos no son de alta definición, pero es lo suficientemente rápida a la hora de movernos por los menús, que son sencillos e intuitivos.

Motor del Suzuki Swift: 1.2 Dualjet de gasolina y bajo consumo

En una categoría en la que lo normal es encontrar motores de tres cilindros con sobrealimentación por turbocompresor, Suzuki utiliza en el Swift un 1.2 de cuatro cilindros atmosférico que anuncia una potencia máxima de 83 CV. Una característica técnica interesante de este motor es que equipa un sistema de hibridación ligera MHEV, con un pequeño motor eléctrico que además de funcionar como motor de arranque puede ayudar con su empuje adicional al motor de gasolina cuando se acelera. Además, al frenar o al dejar de acelerar y moverse el coche por inercia recupera energía que se almacena en la batería.

Este sistema tiene tres ventajas. La primera es que ayuda a que el Swift tenga una buena respuesta al acelerador a pesar de no contar con un turbocompresor. La segunda, que contribuye a reducir el consumo: en nuestras pruebas hemos cerrado este capítulo con una media por debajo de los 5,5 l/100 km, que está francamente bien y al alcance solo de algunos rivales con motores turbodiésel. Y la tercera, que disfruta de todas las ventajas que concede la etiqueta ECO de la DGT, que no son pocas.

Disponible con cambio automático y tracción a las cuatro ruedas

Al conducir el Swift sorprende la suavidad de funcionamiento y cómo aguanta incluso en marchas largas. Junto a un cambio de 5 marchas que tiene un tacto muy preciso la conducción resulta muy agradable en ciudad y hasta divertida en carretera, pues el pequeño motor admite de buen grado que estires las marchas hasta la zona alta del cuentavueltas, donde sigue sonando fino e incluso ofrece un cierto tacto deportivo.

Si vas a usar el coche principalmente en ciudad y no te importa que suba un poco el consumo, por unos 1.400 euros de sobreprecio puedes elegir la opción del cambio automático y olvidarte del pedal del embrague. Más difícil nos resulta recomendar la tracción total AllGrip. Es otro de los elementos que diferencian al Swift de sus principales rivales, la opción en sí de la tracción total no es cara en el Swift, pero sólo le sacarás partido si vas a conducir frecuentemente en condiciones de climatología muy adversa y con presencia de hielo y nieve en la calzada.

En el resto de situaciones el comportamiento que ofrece el Swift de tracción delantera es suficientemente seguro. Y con la tracción 4×4, como el coche pesa más, también aumenta el consumo, en torno a medio litro cada 100 km. Recuerda un consejo: lo verdaderamente importante para conducir en situaciones de hielo o nieve es contar con unos buenos neumáticos más que con la tracción total, y siempre puedes recurrir a equipar tu coche con unos neumáticos cuatro estaciones, que funcionan de maravilla todo el año.

Precios y equipamiento del Suzuki Swift

Terminamos la prueba repasando los precios y el equipamiento de este utilitario, disponible en dos versiones de acabado, GLE y GLX. Los precios, incluyendo los 2.000 euros de descuento promocional que ofrece Suzuki, son los siguientes:

  • Swift 1.2 GLE: 15.860 €
  • Swift 1.2 GLE Auto: 17.260 €
  • Swift 1.2 GLE 4WD: 17.349 €
  • Swift 1.2 GLX: 16.860 €
  • Swift 1.2 GLX Auto: 18.260 €

La mayoría de sus alternativas tienen un precio de salida más barato, pero no alcanzan el nivel de equipamiento del Suzuki, ni cuentan con el sistema MHEV que permite disfrutar de la etiqueta ECO de la DGT. Además, otro punto a favor del modelo japonés es que la garantía es de 5 años.

Las versiones GLE ya incluyen de serie faros LED, sensor de luces, llantas de aleación de 16 pulgadas, cámara trasera de ayuda al aparcamiento, aire acondicionado, control de crucero adaptativo o asientos delanteros calefactables como elementos destacados. Echa cuentas porque por 1.000 euros más te puede merecer la pena dar el salto al GLX, que añade detalles de estilo como las llantas pulidas y los intermitentes integrados en los espejos retrovisores, además de la llave inteligente, el climatizador automático, el sistema de navegación y un equipo de audio más potente.

Las dos versiones llevan de serie un completo paquete de sistemas de seguridad y asistencia a la conducción, con elementos como el asistente de cambio de carril, el sistema de reconocimiento de señales de tráfico, el detector de presencia en el ángulo muerto y la alerta de tráfico posterior al dar marcha atrás.

RESUMEN

El Suzuki Swift con el motor 1.2 de gasolina es una magnífica elección para quien busque un coche principalmente para ciudad, con bajo consumo y bien equipado, pero que también permita realizar con seguridad viajes por carretera.

Destaca por:

Respuesta del motor, bajo consumo y favorable relación entre precio y equipamiento

Podría mejorar en:

Precio de salida, si hubiera versiones menos equipadas

NOTA: 8

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

SÍGUENOS

2,381FansMe gusta
639SeguidoresSeguir
647suscriptoresSuscribirte

ÚLTIMOS ARTÍCULOS