Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso. Para más información, consulta nuestra política de cookies

Otra manera de aprender a conducir
Más de 2.500 test gratis

»Inicio»manual
manual del conductor
Índice de temas

Tema 12. Mecánica y mantenimiento.

« Anterior

4. Sistema de frenado

Debemos comprobar periódicamente el nivel del líquido de frenos. Si en algún momento observamos que dicho nivel desciende, será necesario dirigirnos a un taller mecánico para que revisen el estado del sistema de frenos ya que, en condiciones normales, el nivel del líquido de frenos no debería disminuir. Dicho líquido deberá ser sustituido totalmente en los plazos indicados por el fabricante.

La frenada se produce por la fricción entre el disco o tambor y las pastillas o zapatas produciéndose un desgaste por rozamiento. Cuando al frenar percibamos ruidos metálicos o no habituales, deberemos acudir al taller mecánico para inspeccionar el sistema de frenado y en su caso sustituir las pastillas o zapatas de freno.

5. Neumáticos

Los neumáticos provocan la mayor parte de los accidentes debidos a un fallo mecánico, acumulando más siniestros y víctimas que todos los demás sistemas del vehículo juntos.

Debemos sustituir los neumáticos antes de que el dibujo sea inferior a 1,6 milímetros o cuando presenten daños en los flancos o en la banda de rodadura.

Aún teniendo el dibujo en buen estado, es importante conocer la fecha de fabricación del neumático. Ésta viene indicada en el lateral del neumático por el fabricante. Es recomendable que los neumáticos no tengan más de 5 años, pues con el tiempo el caucho se endurece y pierde su capacidad de adherencia, aumentando el riesgo de sufrir derrapes.

Comprobaremos la presión de los neumáticos una o dos veces al mes para asegurarnos que es la indicada por el fabricante. Lo haremos siempre con el neumático frío. La presión correcta de los neumáticos variará en función del eje en el que vayan instalados, delantero o trasero, o de si se circula con carga o sin ella.

Una presión no adecuada incrementará el desgaste del neumático. Circulando con menor presión que la recomendada por el fabricante se desgastarán los laterales de la banda de rodadura, mientras que cuando la presión sea excesiva, se desgastará el centro de la banda. Por otra parte, en el caso que los amortiguadores no se encuentren en buen estado, el neumático presentará un desgaste irregular en su banda de rodadura.

Tema 12. Mecánica y mantenimiento.
« Anterior
TodoTest.com © 2001-2017