Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso. Para más información, consulta nuestra política de cookies

Otra manera de aprender a conducir
Más de 2.500 test gratis

»Inicio»manual
manual del conductor
Índice de temas

Tema 3. Seguridad vial.

Siguiente »« Anterior

3.6 El viento

El viento puede sacudir de forma imprevista nuestro vehículo llegando incluso a modificar su trayectoria, especialmente al pasar de zonas resguardadas a zonas desprotegidas como puede ser a la salida de un túnel o al adelantar a un camión.

Al circular por una zona con viento:

  • Comprobaremos la dirección del viento observando la vegetación u otros elementos del entorno de la vía. El viento lateral es el que más puede afectar la estabilidad del vehículo.
  • Reduciremos la velocidad.
  • Sujetaremos el volante con firmeza para mantear la trayectoria deseada.
  • Extremaremos las precauciones ante la posibilidad de encontrar obstáculos en la calzada.
  • Cerraremos las ventanillas para evitar la entrada de polvo o algún objeto inesperado en el habitáculo.

La siguiente señal nos indica la proximidad de una zona en la que sopla viento lateral con frecuencia:

Viento transversal.
Peligro por la proximidad de una zona donde sopla frecuentemente viento fuerte en dirección transversal.

3.7 El sol y el calor

Al conducir es importante que la temperatura del interior del vehículo sea la adecuada. Una temperatura excesiva puede aumentar la fatiga del conductor.

  • Utilizaremos el aire acondicionado o el climatizador del vehículo, procurando que la temperatura interior sea aproximadamente de entre 20 y 23 ºC.
  • En el caso de conducir con una temperatura elevada, es aconsejable beber agua o zumos con frecuencia para evitar la deshidratación. Prestaremos especial atención a la conducción después de las comidas ya que el calor aumenta aún más la aparición del sueño.
  • El uso de ropas claras, ligeras y holgadas es recomendable para evitar el calor al volante.
  • Nos protegeremos convenientemente de los rayos solares con el uso de gafas oscuras y parasoles para evitar deslumbramientos o la fatiga ocular.
  • A la hora de comprar un vehículo tendremos en cuenta que un color oscuro, a pleno sol en verano y comparándolo con un color claro, puede provocar un aumento en la temperatura del habitáculo de hasta 10 grados.
Tema 3. Seguridad vial.
Siguiente »« Anterior
TodoTest.com © 2001-2017