Manual del conductor

Índice de temas

Tema 3. Seguridad vial

2.2 Factores que disminuyen las aptitudes del conductor

2.2.1 La fatiga

La conducción exige un esfuerzo físico y psíquico. Cuando este esfuerzo se realiza de manera intensa o continuada aparece la fatiga, ya sea física o psíquica.

La fatiga supone una disminución de la capacidad de rendimiento del conductor, es decir, de la capacidad para conducir con los niveles normales de seguridad.

La fatiga corporal se manifiesta en el cansancio de los músculos o del organismo en general. La fatiga psíquica se manifiesta disminuyendo la capacidad de concentración y de percepción de los estímulos que se reciben del entorno.

La fatiga puede verse facilitada por:

  • Factores externos

    Entre los factores externos que facilitan la fatiga se encuentran la monotonía de la carretera, las congestiones y retenciones de tráfico, el mal estado de la vía, las condiciones meteorológicas o ambientales desfavorables, etc.

    La vía y su entorno

    Vías con mucho tráfico

    Vías en mal estado

    Vías poco conocidas

    Condiciones climatológicas adversas

  • Factores relacionados con el vehículo

    Entre los factores relacionados con el vehículo el ruido excesivo del motor, la ventilación inadecuada del habitáculo, el exceso de calefacción, una iluminación defectuosa, la falta de confort del vehículo, etc.

    Vehículo

    Mal estado de conservación

    Mala ventilación del habitáculo (Entre 20° y 23°)

    Diseño poco ergonómico

  • Factores relacionados con el propio conductor

    Entre los factores relacionados con el propio conductor se pueden citar las largas jornadas al volante, la atención y concentración permanentes, la mala colocación en el asiento del vehículo, la necesidad imperiosa de cumplir un horario, la conducción con hambre o sueño, la ingesta de alcohol o comidas copiosas, las malas posturas al volante, el estrés, etc.

    Conductor

    Poca experiencia

    Conducir largos periodos sin descansar

    Malas posturas en el asiento

    Mantener una velocidad excesiva durante mucho tiempo

    Conducir bajo los efectos del alcohol o enfermo

    Cambio de hábitos

Efectos producidos por la fatiga
  • Agarrotamiento muscular, ya que los músculos no están relajados.
  • Agotamiento físico, sensación general de cansancio.
  • Lentitud y falta de precisión en los movimientos.
  • Disminución de la atención.
  • Aumento del tiempo de reacción ante estímulos externos.
Cómo combatir la fatiga

La sensación de fatiga tiene una función protectora del propio organismo. Es como una señal de alarma que indica que las facultades han llegado al límite de sus posibilidades y es precisa una recuperación de energía para conducir o seguir conduciendo con las debidas garantías de seguridad.

  • El mejor remedio para recuperarse y combatir la fatiga es parar cada 2 horas o 200 km como máximo y descansar.

Tema 3. Seguridad vial